Sevilla y el Guadalquivir.

          Todos sabemos que Sevilla es una ciudad milenaria, como milenario es el Río Guadalquivir, que lo es mucho más aún. Esta antigüedad incluso motiva que muchos investigadores sitúen la afamada y misteriosa Atlántida bajo el influjo de sus aguas, cuando éstas tenían una dimensión mucho mayor que en la actualidad.

sevilla-marismas
Las Marismas en el Lucio de la Esparragosilla Grande, La Puebla del Río. (Obra expositiva «Marismas del Guadalquivir 1991-96» del fotógrafo sevillano Atín Aya).

En el pasado regaba su valle ampliamente, formando el mar interior al que los tartesios conocían como Lago Ligur y posteriormente los romanos por Lago Ligustino, y su desembocadura también era más amplia como nos recuerdan las Marismas de Doñana y los arenales del pinar de La Algaida. Dada la importancia para nuestra ciudad que ha tenido siempre el antiguo río Betis de los romanos, hoy queremos traeros un par de grandes obras que así lo demuestran, pues su magnitud es literalmente por su tamaño además de por su calidad. Ambos dibujos pertenecen a libros de una serie publicada por la Junta de Andalucía titulada «Agua, territorio y ciudad: colección Ríos de historia».

reconquista-sevilla
«La Sevilla almohade. 1248», dibujo de Pacho Garmendia. (Junta de Andalucía).

La colección abarca diferentes épocas de la historia a través de las capitales andaluzas y su relación con el agua, en la que Sevilla consta de un par de libros. El primero de ellos refleja los últimos momentos de la Isbiliya almohade en 1248, justo cuando las tropas del rey Fernando III están próximas a reconquistar la ciudad, como vemos en el título del dibujo realizado por Pacho Garmendia y que da nombre a este libro. Es sin duda una bonita vista al pasado de nuestra ciudad, aún con numerosas huertas dentro de las murallas, que gracias al trabajo de muchos técnicos que han colaborado hace que el resultado final sea así de espléndido.

vuelta-mundo
«Sevilla, la primera vuelta al Mundo. 1519», dibujo de Arturo Redondo. (Junta de Andalucía).

El segundo libro de temática sevillana también tiene por nombre el título de este otro dibujo realizado por Arturo Redondo y que ya amablemente nos permitió mostrarlo por Facebook. En esta otra vista que nos hace viajar en el tiempo, podemos ver una ciudad que ha crecido bastante en intramuros y en la que ya destaca la Catedral y la Giralda, además de la gran actividad marinera del Guadalquivir debido a que el puerto hispalense se prepara para la hazaña de la primera vuelta al mundo en 1519, unido al tráfico de las Indias.

Finalizamos con un vídeo de este último dibujo en el que se pueden apreciar gran cantidad de detalles de aquella época que en un par de años conmemorará sus cinco siglos, al igual que en 1992 ya celebramos el V Centenario del descubrimiento de América con nuestra Expo’92. Esperamos que os haya gustado este regreso al pasado de nuestra urbe, siempre creciendo junto a la marca de las aguas del Río Grande que surca por Andalucía y ha ido dando forma a nuestra Sevilla Legendaria.

J.M.

17 comentarios en “Sevilla y el Guadalquivir.”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s