sevilla-puente

Puente Horadada.

Hoy tenemos el reto de dar a conocer algo mejor un lugar, un vértice de tres municipios. Propósito dificultoso cuando se trata de un sitio ya prácticamente borrado por la naturaleza, el tiempo y la memoria humana, pero que existió y se llamó Puente Horadada.

sevilla-horadada
Panorámica actual del paraje en el que antiguamente se levantó el Puente Horada. (Sevilla Legendaria, 2022).

Se dice que «todos los caminos conducen a Roma« y la historia de este viaducto se remonta a la época romana, ya que eligieron la zona de la foto superior para su construcción y así cruzar el río Guadaíra. Siendo cierto que no se conoce todo el entramado de calzadas que atravesaban la provincia, sí se sabe que el camino de este puente conectaba la zona sur de Híspalis hacia el quintus milliarium en la Hacienda de Quinto, que ha dado origen al barrio nazareno de Montequinto, y seguir hacia Siarum y Salpensa, ambas en Utrera. Muy próxima a este pontón, se cruzaría dicho trayecto con el recorrido de la Vía Augusta, la mayor de las que hubo en Hispania, que proveniente de Gades pasaba por Orippo (Dos Hermanas) y pasaría en busca de Torreblanca de los Caños, pues ya se descubrió en «La Florida» que la levantina Vía Heraclea se adentraba en la urbe hispalense paralela a los Caños de Carmona. Precisamente en Carmona aún existe un puente romano que será semejante al que aquí hubo, al igual que el Puente de las Alcantarillas en Alocaz, Utrera, que además contaba con dos torres defensivas, mientras éste tuvo una.

horadada-sevilla
Detalle de una foto aérea en la que se observan los restos del Puente Horadada en 1944. (GMU Sevilla).

El paso de los siglos conllevó la era musulmana por estas tierras y con ella el auge de los, por entonces, numerosos molinos del río Guadaíra. Recordemos que el mundo islámico reconvirtió numerosas villas en alquerías, reconstruyó el acueducto e instaló cordones defensivos formados por torres albarranas y creó las bases para lo que hoy son los diferentes términos municipales. De hecho, los cristianos se ayudaron de sabios musulmanes para el amojonamiento de dichas lindes, estableciendo los lugares del Libro del Repartimiento de Sevilla por Alfonso X el Sabio. Así se creó, en este puente, el vértice comentado entre tres municipios, que son SevillaAlcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. Aunque el término nazareno seguía el antiguo cauce del Guadaíra hasta que en la Guerra Civil se retranqueó para englobar todos los cuarteles en la zona sur de Sevilla.

molinos-horadada
Plano del Puente Horadada, obra de Asensio de Maeda en 1593. (Plano de molinos. Compañía de Jesús. Colegio de San Hermenegildo. Institución Colombina, Archivo de la Catedral de Sevilla).

Pero aún nos encontramos en la baja Edad Media, cuando gran parte de nuestra región se ve envuelta en la  Guerra de Bandos, que enfrentó a las familias nobiliarias más importantes de la ciudad, los Guzmán (de la Casa de Medina Sidonia) y los Ponce de León (de la Casa de Arcos), siendo éstos últimos los que atacaron la torre y Puente Horadada allá por 1473, en una de las numerosas batallas que libraban por las diferentes poblaciones andaluzas. Posiblemente de los pleitos entre los Jesuitas y el Marqués de Valencina, miembro de las dos familias enfrentadas, es el plano del puente que vemos arriba de 1593, que hace referencia a las medidas de sus arcos, azud y atarjeas, pues recordemos que esta construcción era la encargada de bifurcar las aguas del río formando la isleta del Molino de San Juan de los Teatinos y el Molino de Aljudea.

horadada-sevilla
Diferentes vistas del Puente Horadada, realizadas por José María González-Nandín y Paúl en julio de 1945. (Universidad de Sevilla).

Ya hablamos en su día de esos molinos vecinos, por lo que ya sabemos la fuerza de este río en época de crecidas y los daños que iba causando a todas las edificaciones ribereñas, incluso al Puente Horadada, al que precisamente una gran avenida a mediados del s. XVII lo derrumbó, aunque fue reconstruido y más tarde, hubo que hacer varias reparaciones, de obligado cumplimiento como reflejó el Consejo de Ministros (Facebook, Twitter) en el s. XIX.

puente-horadada
Restos de los arcos del Puente Horadada esparcidos por la ribera del Río Guadaíra. (Sevilla Legendaria, 2022).

Finalmente, tanto la torre, de la que ya no se tenían noticias, como el viaducto llegaron al s. XX prestando el nombre a la Vereda de Puente Horadada, que la ciudad fue ocupando con la Avenida de Carlos V, la av. de Ramón y Cajal y la av. de Hytasa, por lo que su presencia sólo se refleja actualmente en los planos del Instituto Geográfico Nacional y en los pocos restos que quedan salpicados más allá de los terrenos de la Universidad Pablo de Olavide, y que si comparamos con las fotos de 1945 ya poco tienen que ver.

horadada-olavide
Diferentes restos del Puente Horadada esparcidos por la margen izquierda del río Guadaíra y tapados por la vegetación. (Sevilla Legendaria, 2022).

Aquí finalizamos este pequeño paseo ribereño, en el que la sequía nos ha permitido redescubrir lo poco que queda de este curioso e histórico nudo de poblaciones y caminos. Los romanos ya no cruzan por aquí, ningún hito de mármol distingue ya lo que es sevillano, alcalareño o nazareno, no hay disputas, ya no pasa el «tren de los panaderos» y el Metro aún no llega a Los Alcores, y como en Gandul, el silencio ha enterrado este rincón de nuestra Sevilla Legendaria.

J.M.

2 comentarios en “Puente Horadada.”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s